Etiquetas

, , , , ,

Acaba de empezar el nuevo año y para muchos son días para pensar en buenos propósitos y de tomar resoluciones.

Este año lo estoy empezando con muchas ganas, con ideas, planes y proyectos nuevos. Pero para realmente llevarlos al cabo y aprovechar al máximo el tiempo, he terminado el antiguo año reflexionando sobre lo que viví a lo largo del mismo, de qué me siento orgullosa y agradecida, de qué no tanto, qué me emocionó más, qué me aburrió, qué podría haber hecho diferente y qué o quién me inspiró.

El siguiente paso ha sido empezar a pensar en lo que quiero conseguir este año 2016. Ahora me queda desmenuzar los grandes planes en pedacitos masticables y objetivos concretos y crear hábitos para conseguirlos; pero ya el simple hecho de tomarme el tiempo de pensar en serio y poner mis ideas negro sobre blanco han conseguido que me sienta emocionada y con ganas de comerme el mundo.

Si has leído alguno de mis anteriores posts como por ejemplo ¿Vives de manera consciente?, Pensar a través de los pies o Ampliando horizontes habrás podido adivinar un denominador común que son temas de desarrollo y crecimiento personal. El año pasado descubrí mi interés por los temas relacionados con coaching, mindfulness, técnicas de crecimiento personal, de vivir con más pasión y felicidad. Todo un apasionante universo que pretendo seguir descubriendo este 2016 y espero que me acompañes en este viaje porque seguramente seguiré compartiendo lo que aprenda y los hallazgos que me llamen la atención.

Si también estás reflexionando estos días sobre tus resoluciones para este nuevo año, pero sabes que te costará llevarlos a cabo, te sugiero que te tomes el tiempo de realmente poner por escrito tus ideas y los pasos que necesitas dar para alcanzar tus objetivos. Personalmente he empezado a utilizar el “Goal Setting & Action Workbook” de Live Your Legend, por si te puede resultar útil.

Pero como eso de poner en práctica los planes, suele costar a veces, tendré en mente este año esta frase de Aristóteles:

Somos lo que hacemos día a día. De modo que la excelencia no es un acto sino un hábito.

Hay bastante literatura, consejos y vídeos por allí de cómo conseguir crear un hábito y suelen hablar de que se tarda 21 días, 30 días o 60 días… voy a ser optimista y pensar que en un mes se pueden sentar las bases. En lo que sí coinciden las diferentes fuentes es que es mejor ir de uno en uno; pero a 30 días por hábito, podrías adquirir hasta 12 nuevos hábitos en un año, como sugiere Matt Cutts en este vídeo “Try something new for 30 days” 

Otros trucos curiosos que estoy aprendiendo del libro “El monje que vendió su Ferrari” de Robin Sharma y que espero que te puedan ayudar a cumplir tus propósitos son los siguientes. A lo largo de un día al parecer tenemos alrededor de 60.000 pensamientos. Pero lo triste es que la mayoría suelen ser repetidos ya que nuestra mente tiende a ir en automático. Y si muchos de esos pensamientos encima son negativos y auto limitantes no ayudarán a cumplir tus planes y propósitos.

Pero ¿y si pudiéramos controlar parte de esos pensamientos y sustituirlos por otros más positivos y útiles? Robin Sharma propone entre otras una técnica llamada “Pensamiento Opuesto”. Cuando te atrapes con un pensamiento negativo o pesimista como por ejemplo “Hoy me sale todo mal.”, “Me da pereza ir al gimnasio con el frío que hace” etc. la idea es sustituirlo por un pensamiento alegre. Es importante recordar que nuestro diálogo interior influye en lo que sentimos y seamos capaces de hacer.

También recomienda ponerse los objetivos por escrito ya que ese sencillo gesto ayudará a que tu mente sepa que este pensamiento es más importante que los demás 59.999. Otro truco que recomiendan en Live Your Legend es compartir tus planes con algún amigo o familiar ya que hacerlo “público” te ayudará a crearte un poco de presión por conseguirlos. Otras claves importantes para convertir los buenos propósitos en planes te los da este post de Mejor y Más Eficiente.

Colorín colorado, este post ha acabado y sólo me queda desearte un año lleno de felicidad y mucho éxito con tus propósitos.

Anuncios