Etiquetas

, , , ,

wpid-descarga.jpgComo estamos ya en estas fechas señaladas de comidas y cócteles navideños y posibles excesos, creo que toca decir una cosa: ¡Deja de agobiarte por tu peso! ¡Deja de machacar tu cuerpo y tu salud con dietas! ¡Disfruta de la vida y de la comida! La vida son dos días… ¿en serio te los quieres pasar a dieta?!!

Desde niña he tenido tendencia al sobrepeso pero con los años te das cuenta de que, a no ser que tengas alguna condición médica,  influye mucho el estilo de vida. Me gusta mucho la verdura y la comida sana pero si llevas un estilo de vida sedentario, como por ejemplo muchas horas sentada en la oficina combinado con demasiado poco deporte, tu estómago se acostumbra también a que comas poco y sano y a nada que incurras en excesos se te plantan las calorías en las caderas o la barriga.

Pero la solución en mi opinión no está en obsesionarte con perder (o aumentar… que también hay casos) peso y estar constantemente a dieta. Primero acepta tu cuerpo con sus defectos. Cada uno tenemos una forma de cuerpo diferente con más o menos cadera, más o menos pecho, cintura más o menos marcada. A algunos nos gustaría adelgazar y a otros les gustaría tener algún kilo más. Cada cual somos un mundo de genes, estilos de vida y hábitos alimenticios diferentes.

Olvídate de conseguir entrar en esa supuesta talla ideal que nos han inculcado a base de grandes esfuerzos de marketing y centra tus esfuerzos en cuidar tu salud llevando un estilo de vida equilibrado y saludable. Lo curioso es que un efecto secundario de un estilo de vida sano probablemente sea que te acerques a ese peso que tenías en mente.

Ya sé, ya sé… es cansado lo de comer bien, dirás que estás harta de comer lechuga y te está saliendo por las orejas. Es que hay mucha dieta milagro por allí que promete resultados fantásticos proponiendo una alimentación muy limitada que te lleva a adelgazar sí, pero por privarte de nutrientes y vitaminas necesarios. ¿Qué el chocolate engorda? No, incluso podrías adelgazar comiendo chocolate y nada más que chocolate todo el día. ¿A que parece una tontería y poco saludable?! Entonces tampoco te fíes de las superdietas que no te permitan comer de todo…

Ojo, que no hablo de atiborrarte de hamburguesas y helados tampoco. Hablo de evitar comida procesada cuyas etiquetas de ingredientes parecen más un modelo de tuerca que algo comestible de tanto conservante ‘E’ no sé cuántos. Me refiero también a tanto yogur milagro o alimento sin grasa… ¿qué le añadirán a un queso sin grasa para compensar el sabor? Prefiero no saberlo… ni comerlo. Mejor reducir la ingesta del alimento en cuestión.

Volviendo a los alimentos sanos, tampoco te limites a un grupo alimenticio y comas de forma monótona porque puedes llegar a desarrollar una intolerancia o sensibilidad a dicho alimento a la vez que estás privando a tu cuerpo de otros nutrientes necesarios.

Si realmente te quieres a ti y tu cuerpo, mímalo con alimentos sanos pero variados.

Hay gran número de revistas y webs que explican en qué consiste una alimentación equilibrada y que incluso proponen recetas saludables. Creo que un buen truco es preparar las verduras, la carne, la fruta, el pescado, los cereales etc. de forma variada, en ensalada, cocido, a la plancha, al horno… hay mil formas. Además a mi me gusta sazonar con hierbas y especias dándole otro toque a los alimentos.

Así que te animo a experimentar y divertirte con la comida y recuerda que todos los excesos son malos, hasta la lechuga 😉

¡Felices Fiestas!

 

Anuncios